Duro relato: Ricardo Jerez y lo que vivió por el COVID-19

Duro relato: Ricardo Jerez y lo que vivió por el COVID-19

Ricardo Jerez fue uno de los contagiados por COVID-19 que reportó Alianza Petrolera durante el semestre. La pasó muy mal y bajó 4 kilos. Así lo contó en entrevista con el Gol Caracol.

El arquero guatemalteco fue titular en el duelo ante Independiente Medellín que terminó 2-2 el pasado 10 de abril. Ese día hubo contagio masivo en Alianza Petrolera. Él fue uno de los afectados. Desde ahí dejó de jugar y pasó a encarar una difícil lucha por su vida y a tener malos momentos. Es que además de su estado de salud, su esposa e hijos también se contagiaron de COVID-19 y él tuvo una bronconeumonía que lo complicó todo.

▶: ¿¡Habrá nueva fecha para Deportivo Cali vs. Deportes Tolima!?

▶: América de Cali: Juan Diego Nieva, en casa y sin vínculo a proceso penal

▶: ¿La situación del país puede desencadenar la cancelación de la Liga BetPlay? Respuesta oficial

“Luego del partido contra Independiente Medellín todos viajamos para allá. Al regresar, el miércoles 14 y jueves 15 de abril me comienzo a sentir mal, con dolor de cuerpo. Yo fui convocado para el último partido contra Envigado, de manera responsable me mandé a hacer la prueba y salgo positivo (…). Fueron 10, 11 o 12 días difíciles, días con mucha fiebre, empezó relatando el arquero de 35 años.

Y agregó: “Después de esos días, el médico me dijo que tener fiebre después de esos días ya no es normal. Eran fiebres de 39.6, 39.7 y realmente pasaba las noches muy mal. Me mandaron a hacer una placa y un tac de tórax. Eso arrojó que yo estaba desarrollando una bronconeumonía, que eso es peligroso. Lo bueno es que se trató y ya estuve mucho mejor. Agradecido con Dios por sacarme de esto”.

Lo que vivió en esos días fue complicadísimo. Así siguió relantando: “Me levantaba a la 1 de la mañana a cambiarme la camiseta porque estaba empapada en sudor y temblando de frío. Me tenía que poner una cobija, temblaba. Fueron noches feas, mi esposa, mis hijos se contagiaron. Fueron dos semanas de vacaciones del club, en las que estuve encerrado. No salí de la casa para no contagiar a nadie, por ese respeto por la vida ajena”.

Afortunadamente para él y los suyos, ya todo hace parte del pasado. No hay secuelas. Está listo para volver a la competencia con el equipo que acaba de cerrar un semestre para el olvido, sin triunfos en la fase Todos contra Todos.


Siguiente