La opinión de Ronaldo Nazario y Gerard Piqué sobre la actuación de Emiliano Martínez

La opinión de Ronaldo Nazario y Gerard Piqué sobre la actuación de Emiliano Martínez

En los últimos días, se generó mucha polémica por lo que pasó en la tanda de penales entre Colombia y Argentina, por lo que dos referentes del fútbol mundial dieron su opinión.

Este sábado, se jugará la gran final de la Copa América entre Brasil y Argentina, por lo que el streamer español, Ibai Llanos, quien tiene los derechos de transmisión de esta competencia en España, realizó una previa a su manera, invitando a dos figuras del fútbol mundial, Ronaldo Nazario y Gerard Piqué, quienes hablaron sobre lo que ha sido esta competencia.

No está Luis Díaz: Conmebol eligió a los dos mejores jugadores de la Copa América

¿Cuándo vuelve a jugar la Selección Colombia?

Uno de los temas que tocaron, fue lo que pasó entre el portero Emiliano Martínez y los pateadores de Colombia en la tanda de penales en semifinales, por lo que ambos dieron su opinión. Piqué dijo: “Es parte del juego, eso es parte del show, pero es que ahora todo se escucha. El hecho de que haya gente que te pueda desconcentrar es normal y sin eso el fútbol pierde su esencia, es algo que pasa te diría que a diario“.

Ronaldo también dio su opinión sobre estas situaciones. “A mí Martínez me pareció super educado, en mis tiempos hubiera escuchado algo peor, amenazas incluso. En una final de Recopa con Barcelona contra PSG, fui a tirar el penal y mientras caminaba venía un pirotécnico de la grada. Suele pasar mucho, ¿eh? que todo te desconcentre“.

Y el ex delantero también se refirió a la relevancia que se le dio a Yerry Mina en estos conceptos. “El baile de Mina en la disputa anterior también los haría ofenderse, aunque no es tan grave. El fútbol es un deporte de la calle, su esencia, esto es normal“.

El histórico brasileño habló de lo difícil que es patear un penal. “En una tanda de penales en etapas finales la verdad es que es horrible. En un Brasil – Holanda, con 20 años me pusieron a mí a patear de primero y miro a Van der Sar y casi toca los palos con las manos, se veía gigante. Miré hacía un palo y él miró, miré hacía el otro y él también. Al final tiré duro cruzado, hablé con Dios y entró, pero perdí unos 200 kilos“.


Siguiente