José Pékerman se va agradecido con Colombia, pero molesto con las mentiras

El director técnico José Pékerman hizo un balance general de lo que fue su proceso al frente de la Selección Colombia y omitió detalles específicos sobre las razones que motivaron su renuncia. Mostró inconformismo por tanos rumores que se dijeron sobre él en las últimas semanas.

Pékerman fue claro: En ningún momento habló con otra Federación, ni club. Se mantuvo aislado hasta cumplir con su contrato con Colombia. Se va con la satisfacción del deber cumplido y hasta cierto punto malhumorado por tantas cosas que se dijeron desde que terminó el Mundial de Rusia.

No hay una razón concreta que explique la decisión de José Pékerman. Él la reservó. Eso sí, dejó entrever algún malestar con un sector de la prensa porque siente que no se manejó la información correcta.

“Ahora no lo voy a decir (razones de su renuncia), pero yo los quiero a todos. Espero que se les aclare a todos, pero eso lo hablamos con la gente, con un apoyo grande. No hubo ningún tipo de condicionamientos y lamento todo el tiempo perdido hablando de muchas cosas”, afirmó el entrenador argentino.

José Pékerman también pidió unión, recordando lo sucedido cuando se hizo cargo de la Selección Colombia hace 6 años. “Ojalá todos se unan y yo tengo la ilusión de clasificar, pero tenemos que trabajar juntos y muchos de ustedes van a mejorar en su trabajo. Apoyen a la Selección desde el lugar el que estén. Hay un camino duro, que se ha realizado y hay que continuar”.

De su destino, ahora que ya no está ligado a la Federación Colombiana de Fútbol, no sabe. Asegura que nunca vislumbró otra oferta porque siempre se mantuvo en Colombia. “¿Cómo puedo estar pensando qué voy a hacer si no duermo desde que terminó el Mundial?”.

“No hablo con otras selecciones. Mi asistente no atiende a nadie. Tengo respeto por el lugar donde estoy. Vengo a Colombia. Me han puesto en todos los lugares. Salí solo 4 días y no me fui de Bogotá, pero me han puesto de todas partes. La cantidad de mentiras que se han dicho… la verdad es una decepción grande”, afirmó.

Por otra parte, el entrenador argentino dijo que se va con la satisfacción del deber cumplido. Un proceso largo, con 2 clasificaciones consecutivas a un Mundial y toda la proyección que le dio a una generación importante de jugadores. También se va agradecido con la gente, con todos aquellos que siempre estuvieron unidos al lado de la Selección Colombia.

“Ojalá los éxitos continúen. Que se planteen exigencias y no se peleen. El fútbol es de mucha pasión. Ojalá que tengan claridad de pensamiento para tomar las decisiones. Saber que esto continúa. Estoy feliz y esperando lo mejor para la Selección”, afirmó.


Siguiente