3 afirmaciones que un hincha de la Selección no debería hacer luego del triunfo sobre Venezuela

Del amistoso que la Selección Colombia jugó contra Venezuela quedaron buenas sensaciones, más que hechos puntuales sobre los cuales valdría la pena tomar decisiones pronto. El análisis debe hacerse sobre la base de la mesura y el contexto en el cual se desarrollan los hechos.

En las conversaciones de los hinchas en redes sociales hay tres temas que tomaron mucha fuerza, pero que bien vale la pena someter a un análisis mucho más riguroso para no caer en la exageración o un exitismo que no viene al caso.

“Que Arturo Reyes se quede en el cargo de DT absoluto de Colombia”

Una victoria en su primer partido como director técnico encargado de la Selección Colombia no debe ser tomada como un hecho justificable para dejarlo en el cargo en forma permanente, sin desconocer las virtudes de Reyes o pasando por encima de su trabajo. Apenas está en proceso de trabajar a nivel de selecciones. Más que un premio, sería una carga enorme darle la responsabilidad de un proceso con la selección mayor.

Calma con el profe Reyes. Está bien que lo acerquen al trabajo con el seleccionado principal cuando llegue un director con más experiencia que él. Es un entrenador para el futuro y en ese sentido la mejor medida que se puede tomar en la Federación Colombiana de Fútbol es brindarle las herramientas necesarias en este proceso de aprendizaje.

“Se jugó mejor que con Pékerman”

Exageración al extremo. Porque se le ganó un amistoso a Venezuela no se puede decir que el equipo jugó mucho mejor que con don José. Menos juzgar a la luz de un juego preparatorio, en el cual no existe la presión inmersa en una competencia oficial. Soltar esta afirmación es minimizar todo un proceso de 6 años con José Pékerman, olvidando tantos partidos jugados y lo que se obtuvo con ellos: 2 clasificaciones a mundiales.

“Colombia fue más ofensiva que el Mundial”

Que la Selección Colombia haya tenido un volumen de juego ofensivo superior al de los partidos jugados al Mundial de Rusia es una interpretación que desde la frialdad de los números pareciera no tener objeción. El problema no es ese, sino comparar dos contextos distintos. El Mundial es la competencia máxima, que se juega cada 4 años y donde las selecciones minimizan al extremo las posibilidades de fallar.

Un amistoso como el de Venezuela admite más confianza y aumenta el margen de error. No tiene la carga de presión que se desarrolla en una competencia del calibre que representa una copa del mundo.

OPINIÓN: Carlos Bacca no merece tantos insultos

Falcao García: “El balance es muy positivo”

Carlos Bacca lo tiene claro: “Con Falcao nos podemos complementar bien”

¿Qué cambió en la Selección Colombia con Arturo Reyes?

El primer tanto de Yimmi Chará en 8 juegos con la Selección Colombia


Siguiente