Peligra la realización del River Plate vs. Boca Juniors

Un acto vandálico, provocado por hinchas de River Plate, contra el bus de Boca Juniors es lo que tiene en vilo la realización del compromiso de vuelta por la final de la Copa Libertadores 2018.

Se está a la espera de los médicos de la Conmebol, quienes evaluarán a los jugadores del plantel Xeneize. Saber si están en condiciones de jugar este compromiso. De las conclusiones que dejen las valoraciones se decidirá si el partido se juega o no.

Los incidentes ocurrieron cuando el bus de Boca Juniors se dirigía al estadio Monumental. Simpatizantes de River Plate les arrojaron todo tipo de objetivos y hubo gas pimienta. No se ha establecido si dicho químico fue lanzado por las autoridades, en su afán por dispersar la reyerta, o de los mismos aficionados.

Le arrojaron gas pimienta al bus de Boca Juniors

Los jugadores llegaron al escenario deportivo tosiendo y hay sospecha de algún integrante con herida producida por uno de los objetos lanzados al vehículo. Esto desencadenó en una reunión de emergencia con los presidentes de ambos equipos, el cuerpo de seguridad y el mismo presidente de la Conmebol.

Todavía no hay un pronunciamiento oficial sobre la realización o no del partido. Se correría unas horas o hasta un día. En el juego de ida, el causante de la postergación fue el clima, a causa de un torrencial aguacero, que complicó las condiciones del terreno de juego.

Los dirigentes siguen reunidos, insistimos, sin tener aún certeza de cuál será la determinación. El estadio Monumental está lleno.


Siguiente