En la Liga Águila dominan los técnicos colombianos

Transcurridas 8 fechas de la Liga Águila II – 2018 hay un hecho que repercute bastante, ahora que se habla de si tener técnico extranjero o colombiano para nuestra Selección. A hoy, los mejores equipos del campeonato son dirigidos por entrenadores nacidos aquí.

Uno de ellos, mundialista. Luis Fernando Suárez sigue invicto con La Equidad, tras la igualdad a un gol con el Independiente Medellín. Con 22 unidades y 11 por disputar no debería sufrir algún tipo de sobresalto que empañe su camino rumbo a la siguiente fase del campeonato.

En el segundo lugar, también invicto y con un fútbol que perfectamente se puede catalogar como el mejor de la Liga, aparece Once Caldas. Su entrenador, Hubert Bodhert, también es de aquí y ya es conocido su trabajo con planteles sin grandes figuras, potenciándolos de tal forma que los hace protagonistas. Un especialista en apagar incendios de equipos con problemas de descenso, pasando del limbo al estrellato.

El tercer técnico protagonista del FPC es Alberto Gamero, nada menos que el entrenador del actual campeón del fútbol colombiano. Deportes Tolima es tercero en la clasificación general, con el mismo nivel del semestre anterior y un plantel serio, que se reinventó tras la salida de sus goleadores (Rodríguez y Villa).

De los equipos que aparecen de la posición 1 al 8, solo 3 cuentan con entrenadores nacidos fuera del país: Juan Cruz Real (argentino) en Alianza Petrolera, Octavio Zambrano (ecuatoriano) al frente del DIM y el uruguayo Julio Comesaña en el Junior. Hacemos salvedad con el caso de Atlético Nacional, equipo que hasta dos fechas tenía en su banquillo al argentino Jorge Almirón.

¿Dónde están los demás técnicos extranjeros?

Guillermo Sanguinetti, uruguayo al frente de Santa Fe, aparece décimo. Lo supera su compatriota Gerardo Pelusso, a quien la última caída a manos del Once Caldas de Bodhert lo mandó al noveno lugar. En el puesto 12, con señales de alerta, Miguel Russo (argentino) doblega esfuerzos para sacar de allí a Millonarios.

Cada vez con menos posibilidades de llegar a los 8 mejores, el argentino Hernán Lisi paga los platos rotos de un flojo arranque que tuvo el Deportivo Pasto, ya que él llegó promediando el torneo. En ese mismo rol de asumir un cargo con un torneo disparado en su contra, otro argentino, Flavio Robatto, llegó a la conducción de Jaguares.

Queda un extranjero más. Néstor Craviotto es último con el Atlético Huila, aunque a su favor cabe indicar que le desarmaron el plantel con el cual llegó hasta las semifinales del semestre anterior.


Siguiente