Wplay

Los derechos federativos y económicos en las transferencias de futbolistas



Uno de los temas que por lo general pasa a un segundo plano en el mundo en las transferencias de futbolistas, seguramente por desconocimiento, es la distinción que se debe hacer entre lo que se llaman derechos federativos y derechos económicos.

No son lo mismo e inciden en las negociaciones que hacen entre clubes por los jugadores. Los representantes de los futbolistas manejan este tema a la perfección. ¿Por qué no hacer entonces un poco de pedagogía para entenderlos mejor y saber muy bien a qué se refieren cuando nos dicen que un determinado club se quedó con un porcentaje del jugador?

“Los derechos federativos no se pueden dividir, ya que solo puedes estar inscrito en un único club. Los económicos, que se refieren al valor económico que puede representar un futbolista en un hipotético traspaso, sí son susceptibles de ser compartidos por varios sujetos, siempre y cuando no se trate de terceros (… ) Un tercero es cualquier parte ajena a los dos clubes entre los cuales se traspasa a un futbolista, o a cualquiera de los clubes anteriores en los que el jugador estuvo inscrito”.

Fuente: Jepsportsmanagement.com

De lo anterior queda claro que cuando en los medios deportivos o hasta en los mismos actores del fútbol hablan de derechos deportivos nos aportan una información muy general, sin explicarnos en detalle los términos de una negociación. O cuando dicen que se transfirió el “70% de sus derechos deportivos”, en realidad nos hablan de los económicos.

Otra explicación para diferenciar este tipo de derechos es la que aporta Carlos Cao Castro: “La principal diferencia afecta a la titularidad de su propiedad, ya que mientras los derechos federativos pertenecen 100% al club y no pueden ser cedidos, los derechos económicos pueden ser compartidos por varios agentes o fondos de inversión”.

Cada seis meses el mundo del fútbol experimenta un crecimiento en las noticias relacionadas con los fichajes. Particularmente a mida de año, cuando el mercado más fuerte, el europeo, moviliza sumas cuantiosas de dinero en contrataciones de jugadores. Los equipos aprovechan para hacer los ajustes necesarios bien sea incorporando, vendiendo y adquiriendo en préstamo los jugadores que sus cuerpos técnicos necesitan.

Cada vez las cifras que se pagan nos dejan atónitos, como si no existiese un límite. Hasta hace unos años (pocos por demás), se consideraba costosa una transferencia que rebasara los 50 millones de euros. Hoy en día se pagan más de 100 millones. La FIFA, vigilante ante esta situación, está tomando medidas en pro de ejecutar un sistema que le permita establecer si ese dinero llega a las manos que son.

Ahora bien, hay determinados tipos de fichajes. De acuerdo con Carlos Alberto Buitrago Londoño, de la firma de abogados GHER Asociados, nos aporta una clasificación para una mejor comprensión por parte de los aficionados, como de los mismos medios de comunicación, ya que con frecuencia se cometen errores puntuales por no conocer este asunto.

Transferencia definitiva: Cuando un jugador pasa en forma concluyente de un club a otro. En otras palabras, una venta. Es la figura más utilizada en Europa. En este caso se transfieren los derechos federativos, los cuales permiten inscribir al futbolista en las distintas competiciones en las que participe el club al cual pasará, más un porcentaje (que puede ser completo) de sus derechos económicos, que es lo pagado por la transferencia del jugador. Sin embargo, los clubes por lo general se reservan un porcentaje de estos últimos derechos, ya que en caso de una futura venta pueden recibir una participación económica.

A menudo lo vemos en Colombia. Por ejemplo, cuando Atlético Nacional transfirió a Matheus Uribe al América de México negoció el 90% de sus derechos económicos, quedándose con un 10%. Los derechos federativos son del club mexicano.

Préstamo: Esta figura tiene sus matices. Cuando un equipo presta a otro jugador lo que hace es ceder temporalmente (lo que dure el préstamo) los derechos federativos para que ese futbolista sea inscrito por el nuevo equipo.  Los derechos económicos no porque el club que presta al jugador no acaba su contrato. Se suspende temporalmente, mientras dure el préstamo y conserva los derechos económicos.

En los préstamos hay un valor que se paga precisamente por esa figura de la cesión temporal del futbolista; en otras palabras, la cesión de los derechos federativos. Ese dinero no debe confundirse con un pago por los derechos económicos.

También existe lo que se conoce como préstamo gratuito, muy común en un club que tiene un jugador joven, con proyección, pero necesita darle minutos en otro club para que sume experiencia y después regrese.

¿Cómo son los préstamos con opción de compra? Para entenderlo mejor, recordemos lo sucedido con James Rodríguez, cuando pasó del Real Madrid al Bayern Múnich en condición de préstamo durante 2 años. En esa negociación se fijó una opción de compra, de tal forma que al finalizar el periodo de cesión el club alemán decidiera si la ejerce o no. Esto último, de conocimiento por todos, no se dio por decisión del jugador colombiano, quien regresó al Real Madrid.

Técnicamente lo que se hace en este tipo de préstamos es pagar un valor para la cesión de sus derechos federativos, con la opción de comprarlo en definitiva en cuanto a sus derechos federativos y un porcentaje de sus económicos o la totalidad. Esto último ya dependerá del acuerdo al que lleguen ambos clubes.

Hay otro caso explicado por el abogado Buitrago Londoño, cuando el jugador queda libre. Termina su contrato y puede negociar directamente con el club que desee. Aquí ese pago no es el de la transferencia. Un ejemplo claro en ese sentido es lo sucedido con Neymar, PSG y Barcelona. El club francés le dio un dinero al jugador brasilero para rescindir el contrato con los blaugranas: Los famosos 222 millones de euros con los cuales se pagó la cláusula de rescisión.

De esta forma está compuesto a grandes rasgos el sistema de transferencias en el fútbol internacional. Importantes conceptos, que nos despejan dudas, a la vez que sugieren una mayor rigurosidad por parte de los periodistas deportivos al momento de informar noticias relacionadas con las transferencias.



Patrocinado





Etiquetas

Siguiente