Wplay

Hinchas del Napoli se alejan: “¡Déjenos animar!”



Tradicionalmente ha sido una de las aficiones más importantes de Italia. Un modo apasionado de apoyar, que convertía su estadio en una caldera contra los visitantes. Así era San Paolo. Ahora, por cuenta de unas protestas de los hinchas, es un estadio que pasa más tiempo vacío que lleno.

Es cierto que una gran parte del ausentismo de público en las graderías del escenario deportivo se encuentra motivado por la compleja situación deportiva, que ya cobró la salida del entrenador Carlo Ancelotti. Napoli está distante de ser el equipo que en anteriores años peleaba mano a mano con la Juventus por el liderato.

Si bien hay un aliciente con la clasificación del equipo a los octavos de final en la Champions League, fase en la que tendrá como rival al FC Barcelona, en el club están preocupados porque sus hinchas no aparecen.

Una de las explicaciones más fuertes para comprender lo que puede estar pasando con los hinchas tiene que ver con la decisión de aplicar multar para los aficionados que cambien de sitio, se ubiquen en las escaleras o se la pasen de pie, apoyados en las barandillas. La instalación de 190 cámaras en el escenario deportivo facilitó la labor de detección y cada vez son más los casos de hinchas sancionados con multas de 166 euros.

Miembros de barras muy serias y con tradición protestaron por las medidas y han dejado de asistir al estadio. De la misma forma otros seguidores, que no necesariamente tienen relación con alguna barra, también prefieren dejar de ir al estadio. Genoa, Bolonia, Genk y Parma son los compromisos de local en los que San Paolo brilla por la ausencia de su gente.

La protesta ya es campaña. Bajo el lema “déjenos animar”, los seguidores esperan que las directivas sean más laxas con las medidas. “Si seguís golpeando con sanciones extremas e inmotivadas a los que quieren animar, los fondos seguirán siendo silenciosos y el San Paolo se quedará sus raices históricas: todos acabaremos perdiendo”.



Patrocinado





Etiquetas

Siguiente