Wplay

La diferencia entre ser capitán y líder, según José Mourinho



Tottenham Hotspur manager Jose Mourinho embraces Toby Alderweireld after the English Premier League soccer match between Tottenham and West Ham, at the London Stadium, Saturday, Nov. 23, 2019. (John Walton/PA via AP)

El portugués José Mourinho, producto de su amplia experiencia y todo tipo de vivencias en los banquillos técnicos, habló con conocimiento de causa sobre las diferencias que hay entre un líder y capitán.

Actualmente en el Tottenham, a lo largo de su experiencia como entrenador, Mourinho ha tenido topo tipo de futbolistas. Hay muchos que cuando les preguntan por el DT portugués se decantan en elogios. Ahora es el turno del entrenador, quien desde su punto de vista hizo una distinción especial entre quienes portan la cintilla, pero no son líderes. ¿Por qué los considera así?

Las redes sociales por estos días retomaron un video de una entrevista que le hicieron a José Mourinho, hablando específicamente sobre este asunto. Puso ejemplos claros, con nombres y recordando experiencias en partidos, donde identificó quiénes para él cumplen con ese rol de líderes.

“Yo he tenido capitanes que no eran líderes. La gente asocia el llevar en el brazo la tira de capitán con el hecho de ser el líder. Y no. Muchas veces el capitán no es el líder. Zanetti y Terry, por ejemplo, sí eran líderes. Y cuando tienes este tipo de líderes en el vestuario te puedes centrar más en la parte de ser entrenador como tal”, recordó Mourinho sobre dos de sus dirigidos más importantes en ese sentido.

Sin embargo, hubo un caso muy especial, que vivió en su época como director técnico del Porto. En ese club Mourinho cumplió con una gran campaña, con la cual comenzó un gran ciclo de éxitos y reconocimientos hasta ser considerado en su momento como el mejor entrenador del mundo.

“Se trata de Jorge Costa, futbolista a quien le dio la cintilla de capitán en el cuadro portugués. Tuve otro en el Porto, llamado Jorge Costa. Me acuerdo un día que íbamos perdiendo 2-0 al descanso contra el Belenenses, que yo iba furioso al vestuario. Antes de entrar me hizo esperar fuera dos minutos. Cuando acabó y me dejó entrar solo tuve que centrarme en las cuestiones tácticas, porque él ya se había encargado del trabajo sucio. Hizo todo lo que hubiese hecho yo.

Al final ese partido lo acabamos ganando 3-2 con dos goles suyos. Y eso que era defensa central y no había marcado un gol prácticamente en su vida. Al final lo que quiero decir es que los líderes no se compran, y si tienes ese tipo de jugadores y de personas en un vestuario tienes mucho ganado. Ahora, por desgracia, el mundo del fútbol es pura imagen y la gente se centra más en el que parece el líder antes que en el que lo es realmente”.



Patrocinado





Etiquetas

Siguiente