Cristiano: “Lo más importante para mí es ser buena persona”

La plataforma DAZN estrenó una serie de documentales llamados Parallel Worlds y allí juntó a dos cracks en sus disciplinas: el futbolista Cristiano Ronaldo y el boxeador Gennady Golovkin. Ellos se reunieron para compartir opiniones acerca de sus exitosas carreras deportivas y sacaron su lado más humano a flote.

Allí, CR7 reveló que aunque es uno de los mejores jugadores del mundo, cuando está de descanso opta por consumir algo diferente al balompié. “Jugar al fútbol es mi pasión, pero luego prefiero ver otros deportes en televisión. Entre un partido de fútbol o ver un combate de boxeo o UFC, elijo el boxeo y la UFC”, expresó.

Durante el magazine, al portugués se le indagó sobre si se imaginaba con los guantes puestos, en lugar de los guayos. “No creo que hubiese podido ser boxeador, es duro. Tienes que nacer para eso, con ese don. Yo creo que nací para ser futbolista profesional, pensé que tenía ese don desde el principio, y me dije: ‘Voy a agarrar esta oportunidad con mis manos’”, respondió.

Además, confesó que prefiere el trabajo en conjunto. “El boxeo es un poco más difícil porque estás solo cuando compites. Trabajas en el gimnasio, tienes a tu equipo, pero ellos luego no juegan contigo, sólo entrenan junto a ti. En nuestro caso es distinto, es más divertido porque entrenamos, nos reímos, es un tipo de sacrificio diferente“, agregó.

+ Conoce el jet privado de Cristiano Ronaldo

Sin embargo, en algún momento de su vida practicó el deporte de los golpes. “Cuando estaba en el Manchester United un entrenador boxeaba conmigo. Creo que practicar boxeo sirve para el fútbol porque agudiza los sentidos y aprendes a moverte”, dijo.

La entrevista empezó a sensibilizar a las dos estrellas y tocaron el tema que los unía: los inicios. “Ambos hemos crecido en ambientes y culturas diferentes. Ha sido duro porque venimos de familias humildes, no éramos ricos, así que tienes que luchar por tu vida (…) Las circunstancias en las que uno crece curten tu carácter y tu personalidad”, explicó.

En ese punto, el integrante de la Juventus FC contó detalles de sus primeros pasos. “Nací en la isla de Madeira y a los 11 años el Sporting fue a hablar con mis padres. Les dijeron que estaban interesados en mí, pero que tenía que marcharme a vivir a Lisboa. Dejar a mi familia es lo más difícil que he hecho en mi vida, cuando me tuve que mudar a Lisboa. Cuando hablé con mis padres, mi madre lloró y me dijo: ‘Hijo, si es lo que quieres, vete’. Me fui y lloraba a diario porque les echaba de menos. Mis momentos más duros han sido cuando me mudé a Lisboa y cuando perdí a mi padre”, relató.

Finalmente, habló de su edad y de lo que eso significa en su profesión. “A los 33 años empiezas a pensar que vas cuesta abajo. Yo quiero seguir en el deporte, en el fútbol. La gente me mirará y dirá: ‘Cristiano era un jugador increíble pero ahora es lento’. Yo no quiero eso. Puedes cuidar mucho de tu cuerpo, pero el problema no es ese. Depende de tu cabeza, de tu motivación y la experiencia, que creo que es lo más complicado. En el deporte puedes ganar madurez. Mira a Federer en el tenis, tiene 37 o 38 años y sigue en la cima, y en el boxeo hay unos cuantos“, aseveró.

Y concluyó la charla admitiendo que lo alcanzado solo ha tenido sentido poniéndole humanidad: “Me he sacrificado para ser el mejor del mundo, pero lo más importante para mí es ser buena persona”.

 

Los mejores goles de Cristiano Ronaldo en sus primeros 100 partidos con la Juventus

 

 


Siguiente