América, Atlético Mineiro, 5 pausas por gases lacrimógenos y el retiro al vestuario

Durante el primer tiempo que se jugó entre América de Cali y Atlético Mineiro en el estadio Romelio Martínez en Barranquilla, volvieron a quedar imágenes de las condiciones en las que se está jugando la Copa Libertadores en Colombia.

Es el tercer partido que se desarrolla en el país durante la semana y el segundo en el que sucede lo mismo. En dicho escenario, un día antes pasó entre Junior y River Plate. El juego se paró en un par de ocasiones y se dejó de jugar por algunos minutos. ¡Ahora fue peor! Otra vez se jugó en el mismo escenario y nuevamente con manifestaciones en sus inmediaciones.

▶: La arenga del AT de América de Cali por el equipo y por Colombia

▶: América de Cali en Libertadores: resultado entre La Guaira y Cerro Porteño y las posiciones

▶: ¿América se expone a sanciones de la Conmebol por su foto con la bandera de Colombia?

La intervención de la autoridad con gases lacrimógenos para intentar dispersar a los manifestantes en las afueras del estadio, hizo que se interrumpiera el desarrollo del compromiso en más de una ocasión. Todos los futbolistas, los miembros de la terna arbitral y cuerpos técnicos, se vieron afectados.

Algunos recibieron ayuda para despejar sus ojos y en un instante del juego, llegando a los 40 minutos, en la que fue la cuarta pausa por lo mismo, se determinó no jugar más. Ambos equipos se retiraron de la cancha hacia sus vestuarios. Y en ese momento el árbitro Andrés Cunha determinó: “Esperamos y vemos”.

El partido estuvo detenido por unos minutos. Volvió a jugarse y duró 11 minutos más. A final de cuentas y según el reloj de la transmisión oficial del partido (ESPN), el primer tiempo duró 61 minutos.


Siguiente