Wplay

¿Qué tan cierto es que el fantasma del descenso aparezca en Santa Fe?



Independiente Santa Fe vive una de sus crisis más fuertes en mucho tiempo. Desde la final perdida en el segundo semestre de 2017 frente a Millonarios, los seguidores Cardenales han sabido más de derrotas, que de victorias.

Entre eliminaciones y procesos con varios técnicos, se ha instalado una versión, que entre atemorizante como cruel para el hincha capitalino amenaza la estabilidad deportiva del club: ¿Por qué se habla de descenso?

Es decir, ¿realmente le puede ocurrir esto al cuadro Cardenal? En primer lugar, la situación del Expreso Rojo en la Tabla del Descenso no lo condena este 2019. Lo que sí le puede pasar es comenzar el 2020 muy por debajo de los lugares “seguros” que tuvo años atrás en el Promedio.

En nuestro país, el reglamento actual para la Tabla del Descenso indica que se suman los puntos obtenidos por los equipos en las fases regulares de los 2 anteriores años, más el actual. Para el caso de este año, se suman 2017 y 2018 (4 campeonatos en total), además de lo que vaya sucediendo en la actual campaña.

Lo anterior tampoco quiere decir que en el 2020 se mantendrá tal cual. Recordemos que a finales de año existe una Asamblea en Dimayor, donde los dirigentes debaten acerca del sistema, calendario y otras disposiciones de cara a los torneos del año entrante. Necesariamente cambiará el formato, como el número de fechas porque habrá Preolímpico y Copa América. Por lo tanto, aún no se puede dar una certeza sobre el descenso.

Ahora bien, si se mantiene el formato actual, Santa Fe sí tiene problemas de comenzar “comprometido”. Para el 2020 el puntaje que se borra (repetimos: de mantenerse el actual sistema de descendidos) es el del 2017, es decir, la última gran temporada del equipo bogotano cuando logró 67 puntos. Para el 2018 el puntaje bajó a 56 unidades, mientras que lo más crítico es lo sumado en el 2019, a corte de la jornada 3 por la Liga Águila II – 2019: ¡15 puntos!

En total, suma 138 unidades, menos las 67 del 2019 en estos momentos dan 71. Es aquí cuando el hincha en verdad comienza a preocuparse. El actual plantel debe reversar la situación durante la fase de todos de contratos, la única que cuenta para el puntaje acumulado del descenso porque los puntos sumados en cuadrangulares e instancias finales no se tienen en cuenta en la elaboración del promedio.

Para este 2019, el último equipo comprometido en la tabla del descenso arrancó con 88 puntos (Alianza Petrolera). Envigado y Deportivo Pasto iniciaron en ese lote fantasmal con 90 y 91 unidades, respectivamente. Si nos atenemos a estas cuentas, entonces la misión de Santa Fe en este aspecto consistiría en sumar más de 30 unidades este semestre, o 40. Así, ahuyentaría aquellas amenazas de perder la categoría, lo cual sigue siendo lejano.

Tener problemas, sí, puede pasar. Pero de allí a sentenciar su crisis en el promedio aún queda tiempo de cambiar la situación. ¿Le alcanzará el fútbol al León?



Patrocinado





Etiquetas

Siguiente