¿No escucharon a los jugadores? “Dimayor dio la orden de jugar”

¿No escucharon a los jugadores? “Dimayor dio la orden de jugar”

Todo indica que la Dimayor tomó la decisión de programar el compromiso entre el Deportivo Cali y Deportes Tolima, correspondiente a los cuartos de final (vuelta) por la Liga BetPlay, para el sábado 15 de mayo en horas de la tarde.

La sede de la confrontación sería el estadio Polideportivo Sur, de Envigado, debido a que por la situación de orden público es difícil jugar en Cali, Palmira u otra ciudad.

Dimayor, en procura de reanudar la competición, estaría a punto de confirmar este horario, que de antemano ya causa mella entre los jugadores de ambos planteles, con un agravante: Deben jugar pese a las circunstancias.

No hace menos de 24 horas, que desde la Agremiación de Futbolistas se expidió un comunicado, en el cual la posición de los capitanes de cada equipo activo en la Liga BetPlay es no jugar.

+ ¿Se detiene la Liga BetPlay? Reunión entre capitanes de los equipos por situación del país

Solicitan que no se programen partidos por la situación social que se vive en Colombia. Ya se tienen antecedentes del complejo desarrollo de los partidos, cuando se juega en medio de las movilizaciones sociales, del vandalismo y choques con la fuerza pública.

Los jugadores referentes de cada club que compite en cuartos de final, más los instalados en semifinales, formalizaron una posición conjunta. Sin embargo, en Dimayor piensan distinto y para este fin de semana se debería realizar el compromiso entre Cali y Tolima.

La agremiación reaccionó en contra de la determinación, de la cual faltan detalles para hacerla oficial: “Pese a la solicitud de los futbolistas colombianos, al no existir condiciones para la realización de partidos en Colombia, los futbolistas de Cali y Tolima reciben ordenes de clubes y Dimayor de jugar mañana en envigado, exponiéndolos a un riesgo innecesario”.

¿Por qué van a jugar si dijeron que no?

Los capitanes de Cali y Tolima mantienen esta posición, pero tal parece que del lado del cuadro Pijao el pedido de la dirigencia, del dueño del club, es que jueguen. Recibieron la orden de hacerlo. Bajo este contexto, el cuadro vallecaucano también debería hacerlo para evitar sanciones.

En consecuencia, aún pese a las voces de protesta, el partido entre el Deportivo Cali y Deportes Tolima, en estos momentos, se jugaría el sábado 15 de mayo desde las 3:00 p.m. en el estadio Polideportivo Sur de Envigado. Como paréntesis de cierre, la serie se encuentra 3 – 0 en favor del conjunto tolimense.


Siguiente